Una tarde más, entrenando para cada día estar un poquito mejor…

El esfuerzo de cada uno es el motor principal para la superación, y si lo hacemos juntos con alegría y perseverancia, es mucho mejor.

Continuamos midiendo la capacidad respiratoria de nuestros pacientes durante el ejercicio.

Los pacientes con EPOC durante el ejercicio aumentan su frecuencia respiratoria disminuyendo así el tiempo necesario para espirar, lo que produce atrapamiento aéreo. Es decir, se quedan con aire dentro de sus pulmones que no lo pueden largar. Con estas mediciones podemos medir cuanto aire queda “atrapado” y por cuanto tiempo. De esta forma podremos planear mejor los ejercicios durante la rehabilitación.